El Outsourcing es una megatendencia mundial  en la comunidad empresarial. A través de la contratación externa  de servicios y procesos que no hacen parte del giro principal del negocio, permite a las empresas la concentración de los esfuerzos en las actividades esenciales a fin de obtener competitividad y resultados tangibles.


El Outsourcing fue considerado  hasta hace muy poco tiempo  como un medio para reducir significativamente  los costos, sin embargo,  en los últimos años ha demostrado ser  una herramienta  útil para el crecimiento  de las empresas; liberando recursos  que pueden ser enfocados en aumentar su competitividad.

Antes de hacer outsourcing se deben analizar varios aspectos, entre ellos:

- Costos para su empresa.
- Los antecedentes, referencias y experiencia de la firma que se va a contratar.
- Conocer, en lo posible, el concepto de otra empresa que haya realizado outsourcing en el área que se piensa contratar. 
- Establecer la importancia del área o la función que se quiere contratar, si se considera de vital importancia para la empresa no debemos darla en outsourcing. 
- La norma básica y más importante es no dar en outsourcing ninguna de las funciones o áreas que consideramos como fundamentales en nuestra empresa. 
- Hacer outsourcing es bueno, pero hacerlo a la ligera, puede traer como consecuencia altos costos y posibles interrupciones del negocio. 
- El outsourcing tiene mucho de subcontratación, pero no sólo es eso, es más bien establecer alianzas con firmas colaboradoras que harán más eficientes nuestras tareas fundamentales.

Por eso, Pixelestudios.com se compromete no solamente a ser un trampolín estratégico para su empresa, sino un socio que garantizará el éxito de su proyecto.